Text Block Writer

Text Block Writer 1.17

Una posible solución al bloqueo del escritor

Los que nos dedicamos a escribir estamos del famoso bloqueo del escritor como el ciclista de la pájara y el cincuentón de la crisis de los cincuenta. O sea, mejor ni nombrarlo. Sin embargo, existe. Ver descripción completa

Bueno
-

Los que nos dedicamos a escribir estamos del famoso bloqueo del escritor como el ciclista de la pájara y el cincuentón de la crisis de los cincuenta. O sea, mejor ni nombrarlo. Sin embargo, existe.

Se ha escrito mucho sobre el tema, pero sólo hay una solución: escribir. ¿Qué pasa cuando nos da pereza levantarnos de la cama para ir a trabajar? Te levantas y asunto concluido. Pues idéntica solución: te encaramas al bolígrafo, al lapiz o al teclado y a escribir se ha dicho.

Otra cosa es como fluyan las ideas. A veces es lamentable observar el reloj y contemplar que sólo hay escrito "una mañana" aunque por la ventana no se atisba rastro alguna del día que se esfuma. Por eso, hay quien aconseja llevar siempre un bloc de notas o recurrir a las fichas, que es lo que Text Block Writer toma como referencia.

Este programa pretende aliviar la falta de inspiración con la organización del trabajo, a menudo tedioso, de recolección de ideas. Para ello se sirve de fichas virtuales y columnas. Simple: añades bloques de texto y los separas por columnas o por páginas. Si lo deseas, incluyes un separador.

Al final, lo pasas a RTF para imprimirlo o editarlo y quizá te sirva para desentumecer tu creatividad. Lo cierto es que el programa, sin ser el colmo de la accesibilidad, acaba resultando intuitivo y te permite ir cambiando colores para darle alegría a la tarea. Además, tiene opciones muy interesantes como un apartado, a modo de sala de espera, donde esperan los bloques de texto a que los recoloques.

Text Block Writer

Descargar

Text Block Writer 1.17

— Opinión usuarios — sobre Text Block Writer

  • zuinda

    por zuinda

    "Op op op"

    Animense a utilizarlo si es que saben como pues no cuesta intentarlo. Más.

    analizado el 6 de julio de 2008